“El cordero es una carne que tiene gran cantidad de proteínas, las cuales generan un alto valor biológico. Del mismo modo, la carne de cordero tiene una aportación vitamínica muy interesante, destacando la presencia de vitaminas del grupo B, como la vitamina B12, o en menor medida la B6. La carne de cordero también tiene una importante aportación de minerales, entre los que podemos destacar el hierro, cinc o el fósforo.

La principal desventaja del cordero es su alto contenido en grasa, siendo uno de los animales con mayor índice de grasa corporal, por lo que la mejor recomendación es moderar su consumo. Las personas que tienen enfermedades cardiovasculares, los triglicéridos altos o tienen colesterol, son las que más deben cuidar el consumo de carne de cordero, precisamente por la abundacia estos ácidos grasos saturados. Las personas obesas que siguen una dieta baja en calorías también tienen que limitar la ingesta de cordero.

La grasa que recubre las chuletas con o sin hueso y las costillas se puede retirar fácilmente antes o después del cocinado. De esta manera, se reduce considerablemente el aporte de grasa saturada, colesterol y calorías y se puede seguir disfrutando de este suculento alimento.” Artículo de la pagina web alimentos org.

RECETAS DE COCINA

Paletillas de Cordero Asadas (Normal)
Paletillas de Cordero Asadas (Normal)